viernes, 15 de diciembre de 2017

(FILM) DETROIT: ZONA DE CONFLICTO



"Detroit"

Las películas históricas tienen mayor relevancia cuando tienen algo que decir sobre el estado del mundo actual. Detroit: Zona de conflicto pone en la mira a un pasado violento que informa los conflictos raciales del presente, y lo hace con una ferocidad latente que evidencia lo poco que hemos avanzado.

En 1967 Detroit vio sus calles agitadas por disturbios que pasarían a la historia como uno de los momentos claves de la lucha por los derechos civiles. En uno de tantos incidentes, la policía llega al Hotel Algiers bajo sospechas de que hay un francotirador, torturando a los huéspedes en un acto que rápidamente se sale de control.

La directora Kathryn Bigelow opta por irse de lo general a lo específico, para luego volver a lo general y desde ahí observar las consecuencias de aquel fatídico suceso en lo que es un  cierre algo enmarañado. Es la parte de en medio, aquella de una brutalidad y realismo tales que asemejan al cinéma vérité, la que deja una impresión indeleble en el espectador, provocando igual enojo que impotencia en una representación que recuerda el poder del cine como vehículo de remembranza y transformación.

Director: Kathryn Bigelow.
Elenco: John Boyega, Algee Smith, Will Poulter, Anthony Mackie, Jack Reynor, Kaitlyn Dever, Hannah Murray. 

Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba 


viernes, 1 de diciembre de 2017

(FILM) 120 LATIDOS POR MINUTO



"120 battements par minute"

120 Latidos por Minuto, corazones agitados. Jóvenes cansados de un gobierno indiferente ante el brote del sida. El movimiento ACT UP que realiza actos de protesta para llamar la atención de las farmacéuticas. El aguerrido militante y el inocente novato que se enamoran mientras dan todo por la causa.

El director Robin Campillo y su coescritor Philippe Mangeot se inspiraron en sus propias vivencias para retratar el funcionamiento de esta coalición en París a principios de los 90, situándonos dentro de sus reuniones como si fuéramos una mosca en la pared atestiguando la pasión de estos jóvenes unidos en un grito de auxilio.

Campillo deja fluir estas escenas con una naturalidad que raya en el documental, impresionando con su habilidad para filmarlas, editarlas y dirigir a los actores en perfecta sincronía.

Sobre esa línea, el argentino Nahuel Pérez Biscayart da una de las mejores actuaciones del año, llevando en sus hombros la transición de la película de lo didáctico a lo emocional, culminando en una inevitable y poderosa nota de impotente desahogo.

Director: Robin Campillo.
Elenco: Nahuel Pérez Biscayart, Arnaud Valois, Antoine Reinartz.

Esta reseña apareció originalmente en la sección Primera Fila del periódico Mural (Grupo Reforma).


Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba 

viernes, 24 de noviembre de 2017

(FILM) SUBURBICON: BIENVENIDOS AL PARAÍSO



"Suburbicon"

En el Estados Unidos de la posguerra parece que los valores tradicionales están más afianzados que nunca. Gardner (Matt Damon) vive una aparente vida perfecta con su esposa Rose (Julianne Moore), su cuñada Margaret (Moore también) y su hijo Nicky (Noah Jupe). Pero una noche son violentados por unos ladrones cuyas verdaderas intenciones podrían no ser lo que parecen.

Hasta ahí todo —más o menos— bien. Las semejanzas con Fargo, Secuestro Voluntario (1996) rápidamente empiezan a brotar, y aunque la ejecución y el suspenso que Clooney le imprime a la historia son competentes, es difícil ignorar que los hermanos Coen han hecho esto mucho mejor.

El más grave problema radica en la subtrama sobre una familia de afroamericanos que llega a la idílica colonia y la tensión racial que genera entre los vecinos. La diferencia radical de tonos hace parecer que estamos ante dos películas distintas, y si bien la alegoría sobre quiénes son los verdaderos monstruos es muy clara, el choque de ideas provoca una implosión. 

Rescatable, pues, el trabajo de Jupe y de Oscar Isaac como un agente de seguros, pero no podemos evitar el mal sabor de boca que termina por permear toda la producción.

Director: George Clooney.
Elenco: Matt Damon, Julianne Moore, Noah Jupe, Oscar Isaac.

Esta reseña apareció originalmente en la sección Primera Fila del periódico Mural (Grupo Reforma).


Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba 

viernes, 17 de noviembre de 2017

(FILM) TERROR A 47 METROS



"47 Meters Down"

Lisa (Mandy Moore) y su hermana Kate (Claire Holt) vacacionan en México y conocen a un par de jóvenes que las convencen de ir a bucear para ver tiburones blancos. Al día siguiente están poniéndose los trajes especiales y metiéndose a la jaula para disfrutar del espectáculo, pero minutos después ésta se zafa de la lancha y terminan en el fondo del mar, incomunicadas, con oxígeno limitado, y rodeadas de tiburones.

Terror a 47 metros iba a ser originalmente lanzada en plataformas de descarga, pero una semana antes de su estreno la compró otra compañía, le cambió el nombre, y decidieron sacarla en cines. Fue una apuesta redituable, ya que –al igual que Miedo profundo hace un año- se convirtió en un modesto éxito de verano. 

La fascinación cinematográfica por el enfrentamiento entre humanos y tiburones vio su más terrorífico pináculo con Tiburón (1975) de Steven Spielberg, y desde entonces ha influenciado innumerables producciones que se aprovechan de este miedo para horrorizar audiencias. Ésta no es la excepción, y logra varios momentos realmente escalofriantes tanto en la tensión que viven las protagonistas como en varios sustos espontáneos que harán volar palomitas.

La notoria sencillez del relato, sin embargo, termina por cobrar factura, ya que los personajes son acartonados, sus acciones en gran parte absurdas, y lleva una clasificación que limita un impacto visceral todavía mayor, aunque es innegable su valor de entretenimiento, y a veces eso es más que suficiente.

Director: Johannes Roberts. 
Elenco: Mandy Moore, Claire Holt y Chris Johnson.

Esta reseña apareció originalmente en la sección Primera Fila del periódico Mural (Grupo Reforma).



Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba 

jueves, 9 de noviembre de 2017

(FILM) ASESINATO EN EL EXPRESO DE ORIENTE



"Murder on the Orient Express"

“Mi nombre es Hercule Poirot, y soy probablemente el mejor detective del mundo”. Tan insufrible como brillante, el detective belga que apareció en la mitad de las 66 novelas que escribió Agatha Christie, encuentra su caso más famoso en “Asesinato en el Expreso de Oriente”, publicada en 1934 y cuya popularidad resurgió 40 años después con el estreno de la versión fílmica dirigida por Sidney Lumet.   

Otras cuatro décadas más tarde llega una nueva versión a la pantalla grande, esta vez dirigida por Kenneth Branagh, quien además se pone los zapatos (y el bigote) de Poirot, en una interpretación fiel al espíritu del excéntrico personaje, que debe resolver un crimen a bordo del lujoso tren varado por la nieve.

Como director, sin embargo, Branagh trata de conjugar una sensibilidad moderna con una historia de época, pero no logra inyectarle fuerza suficiente a una trama de por sí difícil de sostener, en la que no hay un vínculo emocional con los personajes y el peso narrativo recae en la curiosidad por saber quién cometió el crimen; y si bien este aspecto mantiene el interés como ejercicio de género, también se siente plana, episódica y hasta lejana, con dificultad para crear una atmósfera palpable de peligro en su camino al juicio final.

Una pena considerando la impecable producción, un par de planos secuencia estupendos, y el gran elenco a la mano, que incluye al tapatío Manuel García-Rulfo, y en el que destacan Michelle Pfeiffer, Daisy Ridley y el inigualable ceño fruncido de Judi Dench. 

Director: Kenneth Branagh.
Elenco: Kenneth Branagh, Michelle Pfeiffer, Penélope Cruz, Daisy Ridley, Johnny Depp, Judy Dench, Willem Dafoe, Josh Gad, Olivia Colman, Derek Jakobi, Manuel García-Rulfo.

Esta reseña apareció originalmente en la sección Primera Fila del periódico Mural (Grupo Reforma).


Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba 

jueves, 2 de noviembre de 2017

(FILM) THOR: RAGNAROK



Cuando Thor: Ragnarok inicia, Thor está atrapado en una jaula y parece estar dirigiéndose a nosotros, rompiendo la cuarta pared. Pero pronto nos damos cuenta de que se trata de un ingenioso engaño del director Taika Watiti para establecer el tono que tendrá su película en las próximas dos horas: irreverente, autorreferencial y muy divertido.

Si bien el Universo Cinematográfico de Marvel ya nos había dado un par de películas que podrían clasificarse como auténticas comedias en Guardianes de la Galaxia Vol. 1 y Vol. 2, esta tercera entrega del personaje de Thor –por mucho la más efectiva- parece querer alinearse a este molde, con un énfasis marcado en los chistes y las situaciones chuscas, dándole mayor flexibilidad a personajes como Thor, Hulk y Loki de reírse de sí mismos.

Esta reinvención se amplifica al introducir un nuevo planeta, Sakaar, lo que da rienda suelta a la imaginación de todos los involucrados, inspirándose en películas y series de ciencia ficción de antaño para crear un mundo lleno de color y extravagancia cuya estética también se ve reflejada en la música retro.

Pero aún con estos brotes de locura, Marvel siendo Marvel tiene sus limitaciones, y la película termina por cuadrarse a su modelo convencional, incluyendo una última parte llena de acción y efectos especiales que saturan.

Afortunadamente todos los actores irradian carisma, con un Chris Hemsworth en su apogeo, y la inclusión de unos suculentos Jeff Goldblum y Cate Blanchett que nos dejan con ganas de más. 

Director: Taika Watiti.
Elenco: Chris Hemsworth, Tom Hiddleston, Cate Blanchett, Mark Ruffalo, Jeff Goldblum, Idris Elba, Tessa Thompson, Karl Urban, Anthony Hopkins, Benedict Cumberbatch.

Esta reseña apareció originalmente en la sección Primera Fila del periódico Mural (Grupo Reforma).


Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba 

miércoles, 1 de noviembre de 2017

(FILM) COCO



Maravillado de que en unas cuantas semanas el mundo entero será expuesto a tanto amor por nuestras tradiciones, cultura, sabores, colores.

Maravillado de que una película de Disney/Pixar que llegará a millones de personas se llame así por el (hermoso) personaje de esta foto.

Maravillado de que el tema musical de Disney que hemos escuchado desde que nacimos sea interpretado hoy con mariachi.

Maravillado de que la pantalla se llene de alebrijes, chanclas y xoloescuincles, pero aún más de nostalgia al recordar a nuestros seres queridos.

Maravillado de que una película estadounidense con tanta devoción por México contrarrestará por un rato con estos tiempos turbulentos.

Y maravillado de que una película tan humana y divertida nos esté uniendo a todos en amor, lágrimas y orgullo. ¡El poder del cine!

Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba 

viernes, 20 de octubre de 2017

(FILM) HASTA PRONTO CHRISTOPHER ROBIN



"Goodbye Christopher Robin"

El director Simon Curtis llevó a la pantalla grande historias de Marilyn Monroe (Mi Semana con Marilyn, 2011) y de Maria Altmann (La Dama de Oro, 2015), y ahora pone el ojo en la vida del escritor A. A. Milne, creador de los personajes de Winnie Pooh y Christopher Robin. 

Este último lo basó en su propio hijo, el cual nació en un matrimonio pudiente (Domhnall Gleeson y Margot Robbie) que poco interés tenía en criar a un niño, dejándole la tarea a una nana (Kelly Macdonald, sobresaliente) mientras él vivía abrumado por estrés postraumático y ella prefería las fiestas. El punto de encuentro entre padre e hijo se dio en los libros inspirados en sus animales de peluche, que le dieron felicidad a millones de personas pero terminaron por ser la perdición de esta familia. 

La película tiene un formato de biografía convencional que contrapone lo bonito de su estética con la oscuridad de los personajes, dando como resultado un relato que logra conmover pero que poco arriesga o propone.

Director: Simon Curtis.
Elenco: Domhnall Gleeson, Margot Robbie, Kelly Macdonald, Will Tilston.

Esta reseña apareció originalmente en la sección Primera Fila del periódico Mural (Grupo Reforma).


Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba 


domingo, 15 de octubre de 2017

(FILM) BLADE RUNNER 2049



En junio de 1982 llegó a las pantallas de cine Blade Runner, dirigida por Ridley Scott y basada en la novela “Do Androids Dream of Electric Sheep?” de Philip K. Dick. La respuesta tanto de la crítica como de la audiencia fue tibia, además de que la producción se vio envuelta en muchos problemas entre los ejecutivos y los creadores, y al día de hoy existen siete versiones oficiales de la película. Pero el tiempo se encargó de alzarla a estatus de culto, y su influencia en la cultura popular se ha sentido desde entonces.

Treinta y cinco años después llega Blade Runner 2049, la secuela dirigida por Denis Villeneuve, que está basada en una idea original y comparte a un escritor con su antecesora, Hampton Fancher. En esta ocasión la respuesta de la crítica ha sido mayoritariamente positiva, pero el público general se ha mantenido lejos una vez más. Quizás era de esperarse dada la reacción a la primera película, y es que a pesar del respeto que se le tiene hoy en día, no es una producción que lograra romper la barrera de una audiencia más especializada. Incluso previo al estreno de este nuevo filme, la pregunta más recurrente era: “¿Necesito haber visto la primera para entenderle a la segunda?”.

Mi respuesta siempre fue que “No”, pero iba acompañada de una invitación a buscarla, pues la experiencia definitivamente es más enriquecedora y parte de un universo más amplio.

En este universo existen los replicantes, androides creados para asemejar a los humanos y realizar labores arduas. Los blade runners, por otro lado, se encargan de cazarlos, o “retirarlos”, ya sea por desobediencia, o porque ya son modelos viejos. Así es como conocemos a K (Ryan Gosling), que en una misión de rutina descubre los restos de la replicante Rachael (Sean Young), los cuales muestran evidencia de que tuvo un bebé, un “milagro” que podría alterar el orden general, y por ende a K se le asigna encontrar al niño y desaparecer cualquier rastro. Sin embargo, el creador de replicantes Niander Wallace (Jared Leto), tiene otros planes -y un complejo de dios- que se interpondrán en su camino.  

K –lo sabemos desde el principio- es replicante, un modelo nuevo creado para obedecer. Vive en un modesto departamento y su única compañía es el holograma Joi (Ana de Armas), creada para darle gusto. Y bajo la superficie de ambos está esa añoranza de ser libres, de tener voluntad propia, de ser… humanos. Blade Runner 2049 es una película llena de ideas bajo esta línea. ¿Qué significa ser humano? Si fuiste creado, ¿tienes alma? Lo que sientes, ¿es real? El poder de las memorias, la necesidad de pertenecer, el miedo a la soledad, amar y ser amados.

La densidad de estos temas, sin embargo, no recibe demasiada profundidad, algo que esta película hereda de su antecesora. Estamos, ante todo, frente a dos películas que tienen como eje central investigaciones policiacas que se llevan a cabo en un entorno de cine negro envuelto en ciencia ficción. Los cuestionamientos filosóficos que surgen a partir del tema de la inteligencia artificial simplemente se ponen sobre la mesa para ser ponderados por el espectador bajo el prisma de lo que trae consigo a la proyección, algo que podría ser una oportunidad perdida, o no, dependiendo de las expectativas individuales.

K termina por ser un personaje fascinante, trágico, enigmático; el arco principal de la película cae sobre sus hombros, y en sus ojos podemos ver la desesperación y el deseo por ser una persona real, un complejo de Pinocho que Ryan Gosling interpreta magníficamente. Caso contrario el de Rick Deckard (Harrison Ford), protagonista de la Blade Runner original, y que figura ampliamente en la campaña publicitaria de esta nueva entrada, pero que aparece hasta el tercer acto más como un guiño a la nostalgia que como una adición orgánica. Deckard es parte integral del misterio central, sí, e interviene en un par de secuencias memorables (la pelea en el casino, cierta aparición del pasado), pero su participación apenas y avanza la trama; si bien su presencia es bienvenida, parece que está ahí meramente para reaccionar a todo lo que pasa a su alrededor, y por ende la película sufre en su camino a una conclusión satisfactoria.

Por eso, y porque además es demasiado larga (casi como esta reseña).

Cabe destacar que ambos personajes/actores están rodeados de un séquito de mujeres en papeles claves que, a pesar de tener menos tiempo en pantalla, dejan una considerable impresión. Todas. Sin excepción. Crédito a ellas, a los escritores, y a la imaginación de todos los involucrados para ver en esta gama de actrices internacionales el potencial para destacar y crear personajes indelebles. Me refiero a Robin Wright (americana), Ana de Armas (cubana), Hiam Abbass (israelí-palestina), Mackenzie Davis (canadiense), Carla Juri (suiza), y Sylvia Hoeks y Sallie Harmsen (holandesas).

El mayor logro de Villenueve radica, pues, en haber respetado la estética y esencia de la primera película, pero imprimiéndole una identidad propia. Blade Runner 2049 se sostiene por sí sola como una experiencia que por momentos nos hace levitar, con una narrativa elegante e inteligente que toma las bases que ya existían y las lleva más lejos. Y que además es un logro artístico de primer nivel; las palabras faltan para describir el grandísimo trabajo de Roger Deakins en la fotografía, Dennis Gassner en el diseño de producción, y Benjamin Wallfisch y Hans Zimmer en la música.

Dejaría de ser Blade Runner si no quedaran preguntas en el aire. Hay muchas, pero me quedo con la más importante de todas: ¿Por qué Joi puede reaccionar físicamente a la lluvia?

No importa, cuando lo hace es glorioso.  

Director: Denis Villeneuve.
Elenco: Ryan Gosling, Harrison Ford, Ana de Armas, Sylvia Hoeks, Robin Wright, Hiam Abbass, Mackenzie Davis, Jared Leto, Carla Juri, Dave Bautista, Sallie Harmsen, Edward James Olmos.

Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba 

viernes, 13 de octubre de 2017

(FILM) EL PORVENIR



"L'Avenir"

“Creí que me amarías por siempre”, le dice Nathalie al hombre con el que ha compartido su vida y que está por dejarla por una mujer más joven. Sus hijos ya son adultos y parecen necesitarla cada vez menos, su madre ya no puede vivir sola y es internada, Nathalie hereda un gato viejo y establece una amistad cercana con uno de sus alumnos.

El Porvenir es una película sobre momentos, sobre cómo un segundo podemos tener nuestra vida bajo control y al siguiente todo cambia. Momentos en los que aflora la inseguridad sobre lo que hemos hecho para llevarnos a donde estamos, pero aún más sobre lo que nos depara el futuro. Un sencillo relato sobre dejar ir y reinventarse.

Y al frente una magnífica Isabelle Huppert, ese regalo de la vida que siempre es un placer ver en pantalla, interpretando a una mujer fuerte pero vulnerable que se resiste a caer, una delgada línea que navega con delicadeza, tal como la película a su alrededor.

Director: Mia Hansen Love.
Elenco: Isabelle Huppert, André Marcos, Roman Kolinka.

Esta reseña apareció originalmente en la sección Primera Fila del periódico Mural (Grupo Reforma).


Síguenos en http://www.facebook.com/aquipepenando y en Twitter como @peperuiloba